La tecnología ha entrado ya de lleno en las aulas. Un altísimo porcentaje de centros educativos en España están ya equipados en todas sus aulas de pizarras digitales, tienen salas de informática con sus respectivos ordenadores de mesa; otros incluso también están equipados de portátiles para el alumnado o estudian con tablets directamente. La Educación está apostando desde hace unos años por acercar cada vez más al alumnado a su nueva realidad, un mundo global y tecnológico. No hay nada más que ver como se ha incorporado la robótica y programación en las aulas sobre todo de Secundaria. Este hecho que significó hace ya unos años una pequeña revolución en el ámbito educativo, hoy en día es una realidad. No fue o ha sido una simple revolución para el profesorado, que debe de estar a la última con continuas formaciones y búsquedas de recursos digitales para que los alumnos adquieran y afiancen mejor los conceptos trabajados en el aula. Lo que se supone que es una tarea sencilla, son muchas horas arduas de dedicación. Se escucha en la sociedad que todo está a golpe de “click”. Pero hay muchas plataformas digitales, con mucha información que leer y seleccionar para extraer los recursos y actividades que mejor se adaptan a la programación del aula. Este hecho no requiere un simple “click”.

​​SMXLL

 Como maestro de Primaria mi experiencia me ha demostrado que son muchos los recursos que se debe de manejar ya que no es solamente una asignatura la que nos enfrentamos cada día, son varias y buscando la novedad para motivar al alumnado, digamos que debe ser el punto de sal justo de la receta. Si se abusa de un mismo recurso se pierde la novedad, la atención y el grado de motivación que habíamos conseguido en el aula.
Vivimos en la era tecnológica, pero a mi modo de ver descontrolada. Los alumnos si que pueden ser muy buenos en la parte lúdica y comunicativa de la tecnología ya que les llama más la atención, pero a la hora de realizar una presentación de un trabajo en ordenador o  seleccionar y extraer información de las diferentes webs por mi experiencia les resulta bastante complicado. A no ser que trabajen por un interés personal o un proyecto personal que aquí entra la motivación.
 Lo más preocupante de todo este tema tecnológico y suscitó una noticia nacional hace bien poco; es que los servidores de la gran mayoría de centros educativos en este país están saturados y dejan de funcionar o tiene un bajo rendimiento por la gran cantidad de dispositivos que se utilizan. Es decir, que aquellos señores que han fomentado el uso de la nuevas tecnologías y han invertido en disponer de dispositivos y recursos a los centros para que la Educación se adapte mejor a las generaciones actuales. No proporciona suficiente “potencia” para que se pueda hacer uso. ¿Esto no es un poco incongruente?
Les invito a ponerse en el lugar del maestro. La tarde anterior ha preparado la clase en casa dos o tres horitas depende del día, buscando vídeos, realizando alguna presentación, sacando información de libros digitales, actividades extraídas de aplicaciones o webs para que los niños trabajen con los ordenadores o las tablets, porque esa misma mañana les han dicho que mañana van a utilizarlas. Llega a clase todo ilusionado pensando en lo que van a disfrutar los niños y como les van a sorprender realizando estas actividades. El momento clave es cuando abre el dispositivo y uno se percata que el servidor no funciona o vayan a utilizar los dispositivos y no puedan conectarse por saturación ¿Cómo os sentiríais?
  Creo que hay que seguir mejorando y cambiado esos pequeños detalles, empezando por la base si queremos una mayor calidad educativa.